Ir al contenido principal

Masacrados 6 integrantes de la FARC

Comunicado
Por ETCR Aldemar Galán

Resultado de imagen para etcr aldemar galan

Tomando las informaciones conocidas y acopiadas hasta ahora, y basándonos en ellas como elementos de juicio, desde el ETCR “Aldemar Galán” alzamos nuestra dolorida voz de indignación. Nuestra voz de rechazo ante hechos macabros como el sucedido en San José de Tapaje, en la localidad de Isupí el pasado domingo 15 de octubre.

No puede pasar desapercibida la infame y cobarde masacre cometida por la banda encabezada por personajes con los nombres de Robinson Alirio Cuero Obando (Álvaro Galán) y Eliecer García Estupiñan (Marcos Arteaga) entre otros.

Ya en ocasiones anteriores estos mismos personajes, han realizado acciones hostiles contra las comunidades de las cuales hacemos parte las personas que, avanzando en el proceso de paz, honramos con los hechos la palabra empeñada.

Dejamos claro que a estas bandas no se les puede llamar “disidencias”, como alegremente pretenden denominarlos los medios tradicionales de comunicación. Si fuese así estarían planteando una lucha ideológica y de cambio social equivocada o no, pero lo que hacen es arremeter con violencia desenfrenada, no contra un estado o gobierno, sino literalmente contra sus propios hermanos de raza y de sangre, buscando alcanzar poder local para obtener beneficios económicos particulares. Y es ahí donde surgen las preguntas: ¿Quién o quiénes, en las instancias del poder del Estado y del gobierno, están detrás de semejantes acciones? ¿Quién está interesado en azuzar y permitir la eliminación física de las personas que somos portadoras de una larga y digna tradición de lucha popular? ¿Acaso no es la mejor coartada utilizar a estas bandas para que realicen actos de canibalismo social y político que solo favorece a los poderosos de siempre? O de qué otra manera se explica que no se realicen acciones contundentes contra semejantes manifestaciones, cuando todo el mundo sabe quiénes son los integrantes y por dónde se pasean.

La alerta de que esto se estaba fraguando, la elevamos ante la composición tripartita del mecanismo de monitoreo y verificación – donde tenía asiento representación del gobierno – desde el mismo momento en que se detectó cuando transcurrían los días de la ZVTN. Pero no pasó nada, y ahí están las consecuencias.

Plagiando al gigante de la literatura colombiana García Márquez, podemos decir que los hechos sucedidos el pasado 15 de octubre en Isupí, localidad de San José de Tapaje, del Charco Nariño, es una tragedia largamente anunciada.

Los nombres propios y seudónimos de los excombatientes de las FARC – EP vilmente asesinados allí, son los siguientes:

- José Miller Estupiñan Toloza (Alexis Estupiñan) 
- Carlos Sinisterra (Kevin González)
- Edinson Martínez Ordoñez (Carlos “Pescadito” Perea) 
- Duber Alberto Obando Vallecilla (Junior Velasquez) 
- José Alfredo García Estupiñan (Bruno Suarez) 
- Y Johan (No se logró determinar su nombre completo)

Nos solidarizamos con los familiares de estos 6 compañeros cobardemente asesinados a sangre fría, y compartimos su dolor. No se puede permitir que esto siga sucediendo, mientras intentamos a toda costa contra viento y marea, la construcción de un escenario en el cual la lucha política se de en una atmósfera de confrontación abierta de ideas, para que el uso de las armas sea algo innecesario.

Este hecho, sumado a la masacre de campesinos a manos de la misma Fuerza Pública Oficial, sucedida recientemente en la localidad de Tandil de Tumaco Nariño, y el asesinato el día de hoy – 17 de octubre – del dirigente José Jair Cortés integrante de la Junta del Consejo Comunitario del Alto Mira, en la vereda Restrepo de Tumaco, (solo para referenciar los hechos más recientes en el occidente del país), no contribuyen a reconstruir la confianza que las comunidades han perdido en las instituciones del Estado, por su descarada connivencia con el cáncer de la corrupción oficial en todas sus manifestaciones.

Exigimos del gobierno no solo la acción oportuna – que no se ve – ante estos terribles hechos, sino la presencia del Estado con inversión para el verdadero desarrollo social que garantice el mejor vivir de los colombianos en estas olvidadas zonas del país, donde las juventudes tengan mejores horizontes y posibilidades que les permita ver con claridad el camino correcto a seguir, en otras palabras: la implementación oportuna de los Acuerdos de La Habana. Aplicando la máxima martiana, hay que decir que “la mejor medicina es la que precave”. La desidia oficial puede dar al traste con el propósito de paz de las mayorías en este país. No queremos ni pensarlo.

Dirección Política, ETCR “Aldemar Galán” Policarpa – Nariño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Comandante Jaime Guaraca analiza situación actual de Colombia

Reportaje Por Nelson Lombana S. Fotos Camila




El sueño eterno de estar frente  al camarada Jaime Guaraca Durán, segundo hombre al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) después del comandante Manuel Marulanda Vélez, durante un largo período de la dura lucha revolucionaria armada en Colombia, se vino a cristalizar el pasado 15 de octubre en Cuba, cuando pude hacerle un extenso reportaje que más tarde publicaremos en su totalidad en un folleto para que circule profusamente por el país, muy especialmente por el departamento de Tolima.


Durante más de cuatro horas, el camarada Guaraca contestó los interrogantes haciendo alarde de una memoria prodigiosa y una convicción política y revolucionaria a toda prueba. Su rostro cansado por los años se ilumina cuando evoca el nombre de Colombia y describe con sutiliza su gesta al lado del movimiento guerrillero más antiguo que el año pasado decidió decirle adiós a las armas, en un acuerdo concebido en la…

Asesinado comunista tolimense en Villavicencio

Noticia Tomado de Pacocol Por Nelson Lombana

La preciosa sangre comunista sigue bañando el territorio colombiano producto del régimen imperante. La cruel intolerancia, el odio y la venganza hacen estragos, mientras que el gobierno de derecha le dice a la comunidad nacional e internacional que en Colombia no pasada nada, que la paz fluye por todo el territorio.

El pasado 10 de noviembre, fue asesinado el comunista Jairo Silva Trujillo, de siete impactos de bala en Villavicencio, capital del departamento del Meta, hacia las seis de la tarde, cuando cerraba su pequeño negocio y se disponía descansar. Alcanzó a llegar con vida a la clínica, pero los médicos no pudieron hacer nada falleciendo hacia las 9:30 de la noche.  Varios sicarios al parecer se marcharon tan campantes como llegaron a cometer el execrable crimen.
Jairo Silva Trujillo había nacido el 7 de agosto de 1976, es decir, tenía escasamente 41 años de edad. Era hijo de Reinaldo Silva y Carmen Trujillo, prestante familia del municipi…

50 años de la muerte del Che y 100 de la revolución rusa

Análisis Por Gabriel Ángel



Hasta el día de hoy nadie puede demostrar que tiene toda la razón en cuestiones de revolución y socialismo. Los pueblos indagan y construyen verdades y hay que respetarlos.



Octubre de 2017 llega a nosotros con un doble impulso político y moral. El cincuenta aniversario de la muerte de Che no puede pasar desapercibido para ninguno, en la medida que encierra una significación verdaderamente histórica. Pero como si fuera poco, a tal conmemoración se agrega la del centenario de la revolución rusa, el más grande experimento humano en busca de la justicia. La coincidencia abriga mucho más que una simple concurrencia de fechas. 



Del anecdotario de la revolución cubana se extrae la escena de Fidel preguntando a la dirigencia insurreccional victoriosa, si había dentro de ellos algún economista para ponerlo al frente del Banco Nacional, resultando el conjunto sorprendido cuando el Che se señaló a sí mismo como el indicado. Dicen que al preguntarle por qué afirmaba ser e…